;
Comunicado de Prensa - Boletín financiero a junio 2020

COMUNICADO DE PRENSA


Los bancos han seguido operando en forma ininterrumpida, mostrando su capacidad y buena disposición para continuar apoyando la recuperación económica del país; han desarrollado sus actividades en un entorno operativo inédito, y, un escenario económico adverso.

 

El crédito bancario ha mantenido un papel contracíclico

· A junio de 2020 el crédito bancario aumentó 5.2% anual (US$670 millones), llegando a un saldo de US$13,471.5 millones, manteniendo un papel contracíclico en un contexto económico adverso.

·  El financiamiento a las empresas creció al 8.1%, seguido por el de personas (3.0%) y vivienda (1.9%). Los sectores Comercio, Industria y Servicios, concentraron el 67% del total del crédito a empresas. Comercio y Servicios, muestran un incremento positivo del saldo interanual, en cambio, el sector industrial se contrajo.

·  Los bancos miembros de ABANSA, han apoyado con financiamiento a todos los sectores económicos.

 

 

DATA CP
Caption

 

 

Las fuentes de fondos continuaron mostrando dinamismo

·  Las fuentes de fondos de los bancos alcanzaron $17,331 millones a junio de 2020, aumentaron 10.5% anual.

·  Los depósitos, que son la principal fuente, crecieron 12.9% anual (US$1,655.1 millones), apoyando la liquidez de los bancos para realizar sus operaciones. 

 

Las transacciones por canales digitales con tendencia positiva

·    Los bancos miembros de ABANSA han fomentado el uso de los canales digitales, disminuyendo la movilidad de personas a las agencias, con buena receptividad.

 ·    A junio de 2020, en términos anuales, las transacciones en banca electrónica aumentaron 27.8%, y las de UNI -transferencias interbancarias- lo hicieron en 123.5%.

 

Un entorno económico adverso

· El brote de la enfermedad por el nuevo Coronavirus (COVID-19) y su rápida propagación, marcó un panorama adverso para la economía mundial en 2020, con más de 21 millones de contagios y más de 775 mil personas fallecidas al 15 de agosto[1].

· Organismos internacionales han revisado a la baja sus pronósticos de crecimiento; según el FMI, el PIB mundial se contraerá 4.9% en 2020, será el peor desempeño desde la Gran Depresión. La economía estadounidense se contraerá 8%, y, China crecerá 1%.

· En El Salvador, el pronóstico indica una contracción del PIB alrededor de 7.5% en 2020. Las medidas para combatir la pandemia se extendieron más de lo estimado inicialmente; muchas empresas continúan cerradas, caen los ingresos fiscales e incrementa la deuda pública, se contrae el comercio internacional, aumenta el desempleo y la pérdida de bienestar de la población. La recuperación económica se desfasa en la medida que la reapertura económica se posterga, debido a la pandemia.

 

El país necesita una reapertura económica segura, y un manejo fiscal prudente

·    ABANSA considera que el país necesita una reapertura de la economía segura, con protocolos de bioseguridad, para proteger la salud de la población, y al mismo tiempo, recuperar fuentes de empleo que tanto se necesitan, mejorar los ingresos fiscales y el bienestar de la población. Los bancos apoyarán a las empresas con financiamiento en una reapertura segura para evitar retrocesos por el repunte de casos.

·       Es necesario realizar una gestión fiscal prudente, buscando eficiencia en el gasto público, y mantener la deuda en una trayectoria de sostenibilidad. Un acuerdo con el FMI contribuiría a generar confianza entre inversionistas locales y del exterior, daría predictibilidad a la política fiscal de mediano plazo, y contribuiría a mejorar la calificación de riesgo soberano e impulsar la reactivación económica.

 

San Salvador, 20 de agosto de 2020



[1] Universidad Johns Hopkins, consultado el 17 de agosto de 2020.